Los Demonios del ERP

Por:
Jesús Patiño

Tomar la decisión de implementar un nuevo ERP o actualizar el existente es una difícil decisión para cualquier empresario, finalmente es una evolución de la empresa hacia el orden y como siempre ocurre en las batallas contra el caos, hay “demonios” que merodean la implementación de un ERP y sus voces quieren enajenar con que la implementación será tediosa, prolongada, desgastante y más costosa de lo que se planeó.

Este hecho de satanizar una implementación viene de la propagación de la información de malas implementaciones; cuando se compra un producto en general buscamos información en la red o en la página del fabricante donde vemos los comentarios de usuarios que han adquirido el producto, sus opiniones, sentir. El mundo del ERP no está alejado de esta realidad y es aquí donde se ve mucho más, y es que al ser un producto que abarcara la mayoría de su negocio es obvio que se tome un tiempo en validar y comparar opiniones de una implementación del ERP y hacer esto es una espada de doble filo porque podemos encontrar desde las opiniones más acertadas y con gran objetividad, como las más equívocas y no tan objetivas, todo dependiendo de la perspectiva de los usuarios.

La implementación del ERP se ha ganado su mala fama por los tiempos, costo, descontento de los usuarios y temor al cambio, en una implementación, todos estos se transforman en los demonios que acompañan a una implementación, por ellos algunos autores, consultorías han dedicado tiempo y recursos para poder eliminar esos demonios en una implementación y hacer algo más celestial de una implementación.

Se piensa o se tiene la creencia que implementar un sistema de ERP o actualizar es un problema más que una solución, esto es una realidad y no porque sea difícil, sino porque muchas veces hay factores que influyen en el éxito de la implementación del ERP.

Algunos estudios mencionan unos factores que afectan a esto que podría ser el tamaño de la empresa, los usuarios, que tan documentados tengan sus procesos como empresa, la consultoría su ubicación, el personal de esta que tan preparados estén.

De acuerdo con Markus et al. (2000), hay tres factores principales que pueden ser responsable por la falla del sistema ERP son: la pobre planificación o mala gestión, cambio en los objetivos comerciales durante proyecto y falta de apoyo de la dirección empresarial.

Se han realizado investigaciones para determinar cuáles son los factores que influyen en el fracaso de una implementación y algunos de los factores a nivel consultoría son:

  • Capital limitado.
  • Falta de personal calificado.
  • Ausencia de conciencia de ERP.
  • Mala planificación

Estos puntos son los que han afectado seriamente la implementación de ERP. También hay otros factores que a nivel empresa se debe considerar. Identificar los siguientes factores aportaran más éxito en la implementación del ERP algunos de ellos son:

  • Tamaño del negocio.
  • Madurez informática.
  • Cultura informática.

Por último, para lograr el exorcismo, para muchos expertos resulta clave que el mismo CEO, el director general de la empresa, sea el que encabece la concientización de los usuarios clave al cambio, dando a conocer por que se realizar tal cambio, cómo afectará de manera positiva, como automatizará procesos, dándole los puntos de que cambiará, cómo cambiará, que beneficios en tiempo y esfuerzo tendrá para bien de la empresa.

TE PUEDE INTERESAR

OCI al rescate de las nubes

Por |28 junio 2022|

La nube es nueva y novedosa, con ella se aprende un nuevo estilo de infraestructura, operaciones e implementación. Con su llegada se optimizó y simplificó el elegir un proveedor de nube como Amazon Web Services, Microsoft Azure o Google Cloud, pero se mantuvieron las cargas de trabajo de misión crítica. Aunque está tecnología trajo ventajas, de origen su diseño fijó limitantes que ahora encuentran mejoras en la nube OCI.

  • EXITO NOMINA

El éxito en la nómina

Por |21 junio 2022|

Si hay algo que debe tener en cuenta un gerente, es que todo empleado espera con muchas ganas el momento en el que le pagan por el trabajo que