¿Dato? ¿Información? ¿Conocimiento?

Por:
Hipólito Romero

Diariamente las personas trabajan con el procesamiento de información ya sea mental o en un sistema informático, en las empresas la gestión de datos es un aspecto muy importante para mantenerse dentro del mercado como una organización competente, esto conlleva a pensar en una alternativa de manejo eficiente y rápido en la gestión de datos por parte de las organizaciones.

Oracle Cloud podría ser una de las alternativas para las distintas organizaciones con el nuevo enfoque hacia la nube que este ofrece, ya que integra una serie de herramientas para el manejo de información integrando AI (Inteligencia artificial por sus siglas en inglés) para el manejo de bases de datos autónomas y Big Data para acceder y procesar cualquier tipo de datos desde cualquier fuente.

Esta es una nueva era de eficiencia en la gestión de datos con Oracle ya que utiliza tecnología de aprendizaje automático para automatizar procesos fundamentales como el almacenamiento, procesamiento y visualización de datos. Las tareas de rutinas son automatizadas haciendo que las estrategias con el procesamiento de información sean dinámicas.

La inteligencia artificial está basada en una gran cantidad de datos es por esto que con la base de datos autónoma de Oracle no necesita pensar en configurar, administrar, ajustar, escalar o realizar copias de seguridad de bases de datos, o cualquiera de los servidores asociados y recursos de almacenamiento. Tampoco tienes que construir un almacén de datos, simplemente estipulas cuántas CPU y terabytes de datos tendría que usar y luego cargar instantáneamente sus datos.

Esta nueva tecnología de Oracle podría ser una buena alternativa para las organizaciones que busquen un mejor manejo en su información diaria garantizando la integridad, eficacia y constante mejora.

TE PUEDE INTERESAR

La metodología Agile desde la perspectiva de Oracle

Por |20 septiembre 2021|

La metodología Agile proviene de filosofía de trabajo originada en la industria del software. Es una paradoja de mejora continua en el que el objetivo es planificar, crear y analizar los resultados para mejorar continuamente.